AL OTRO LADO DEL TIEMPO

Nueva novela

Fantasía, misterio y mucha imaginación dan origen a este sorprendente viaje en el tiempo. 
En "Al otro lado del tiempo" se narran las extraordinarias vivencias de una joven llamada Julia, quien tras una serie de circunstancias despierta en la Edad Media.

portada_edited.png

AL OTRO LADO DEL TIEMPO

Julia, atónita y embelesada al mismo tiempo, participará disfrutando y aprendiendo de su fantástica aventura y de situaciones inesperadas. 
En su nueva realidad nos irá narrando sus increíbles experiencias, conociendo a través de ella y de peculiares personajes, cómo era la vida en aquella época.
Aun tratándose de una nueva vida compleja y, a veces, peligrosa, sabrá adaptarse a las circunstancias.
No mantendrá una actitud sumisa ni pasiva, sino que intervendrá y aprovechará aquello que el destino le ha deparado de forma misteriosa. Además, como historiadora que es, la experiencia no tiene precio.
En el tramo final, se suceden las sorpresas. De regreso a la actualidad, la revelación de sus verdaderos orígenes, gracias a una foto encontrada..."

EL SCRIPTORIUM

"La sala era de grandes dimensiones. Un fuerte olor a tinta y pergaminos preparados con pieles de animales nos recibió...
Una clepsidra o reloj de agua para medir el tiempo, indicaba la importancia del trabajo que allí realizaban. Se trataba de una actividad que producía grandes ingresos, era un producto muy valioso.
Al vernos llegar se nos acercó un monje de baja estatura, más bien producida por el encorvamiento que sufría en su espalda. Saludando a Leonor, le preguntó por el motivo de tan inesperada visita..."

scriptorium.jpg
torneo.jpg

EL TORNEO

"Y llegó el esperado día de la apertura del torneo.
Amaneció radiante, con un cielo sin máculas blancas o grises, cual infinito mar azul.
Los coloridos estandartes ondeaban ligeramente, jugando por momentos con el intermitente viento que también había acudido a la cita. En breve, cada participante escogería uno de ellos como contrincante y se lanzaría al frente, sobre su montura y su lanza.
Vencería quien rompiera mayor número..."

EL OBISPO Y CATALINA

"En el centro del patio había un pozo con brocal, supongo que para abastecer de agua potable al palacio. Dos escaleras de piedra finamente labrada se encontraban a ambos lados.
Subimos por una de ellas Matilde y yo. Nuestra habitaciones eran contiguas, incluso estaban comunicadas por una pequeña puerta que facilitaba nuestro encuentro sin tener que salir al oscuro y largo pasillo.
Antes de dejarnos, Samuel le dijo a Matilde que un criado subiría, lo antes posible, agua templada para lavarnos y una jarra de vino especiado junto con unas copas para entonar nuestros cansados cuerpos..."

pozo.jpg